Seleccionar página

¿Muerto o vivo? La manera infalible de calificar sus servicios de culto

¿Muerto o vivo? La manera infalible de calificar sus servicios de culto

Como líder de adoración, no hay nada mejor que terminar un servicio de adoración en el que parecía que todos en el servicio entero se estaban volviendo «locos» por Jesús.

Ya sabes a lo que me refiero: Un servicio de adoración donde todos en la congregación están cantando, saltando, levantando sus manos, saltando en el escenario (bueno, quizá no saltando en el escenario jeje). Lo que quiero decir es que cuando bajamos del escenario después de un poderoso servicio de adoración, nos sentimos como estrellas de rock. Nos sentimos como los mejores líderes de alabanza que han pisado la Tierra.

De acuerdo, puede que me haya ido al extremo aquí, pero sólo estoy tratando de hacer un punto. Si has entendido el punto y estás algo de acuerdo, hay algo que tenemos que admitir a nosotros mismos. ¿Es posible que estemos juzgando nuestros servicios de adoración basados en la reacción humana?

Si hay una cosa que sé sobre los humanos, es que somos defectuosos. Podemos mentir, fingir emociones, e incluso fingir la adoración. Entonces, ¿por qué «calificar» nuestros servicios de adoración a un Rey santo, perfecto e impecable, sobre algo tan defectuoso? Especialmente, cuando hay una opción mucho mejor.

📖 TE PUEDE INTERESAR LEER 📖
Todo sobre el Salmo 91

De igual manera que me sentiría muy bien después de un servicio de adoración donde parecía que la gente estaba realmente alabando con fuerza a Dios, de esa misma forma, me vería en lo más bajo después de un servicio donde parecía que nadie estaba adorando. Nos sentimos como si fuera culpa nuestra. Nos hacemos preguntas como: «¿No oré lo suficiente antes?» «¿He cantado mal?» «¿No practicamos lo suficiente?» …etc.

Imagínate el peso que se nos quitaría de encima si nos diéramos cuenta de que no es nuestro trabajo mover el corazón de la gente. ¡Eso es porque no podemos! ¡Sólo Dios puede mover, cambiar y salvar a las personas! ¡No nosotros! Quiero convencerte de la importancia de seguir al Espíritu Santo y no las reacciones humanas.

Cuando dejamos de juzgar por la reacción humana, y tocamos en un servicio de adoración en el que parecía que nadie estaba adorando, todavía tenemos plenitud y éxito en el Espíritu Santo. Esto no es para menospreciar la importancia de las expresiones humanas externas de adoración. Creo firmemente que es importante expresar nuestro amor y adoración a Dios.

Sin embargo, estoy tratando de enfatizar la importancia de enfocarse en el Espíritu Santo y no en lo que parece que la gente está haciendo en la congregación.

Nunca se sabe lo que Dios hizo en el corazón de alguien durante el servicio. A través de los ojos del Espíritu Santo, veremos que ese servicio fue exactamente lo que Dios quería que fuera. Mide su servicio con los estándares del Espíritu Santo, no con los humanos.

También quiero señalar que si nos castigamos por un servicio aparentemente malo, nos encontraremos tomando el crédito por un servicio aparentemente grande. Y créanme, robarle la gloria a Dios no es un lugar en el que quieran estar. Eso es todo lo que diré al respecto.

Siga al Espíritu Santo y mida su servicio de adoración por sus estándares, no por las reacciones de la gente. La gente puede fingir emociones, y Dios puede incluso trabajar silenciosamente en sus corazones. Usted siempre encontrara la satisfaccion en el Espiritu Santo. Es un gran peso que nos quitamos de encima el saber que no depende de nosotros el mover los corazones de las personas. Sólo Dios puede hacerlo.

Sobre el Autor

Grupos de Alabanza

En este blog queremos darte toda la información, ayuda, trucos y consejos para que puedas aplicarlo a tu día a día como adorador. Además, si participas en un ministerio de alabanza o incluso lideras el ministerio de alabanza en tu iglesia local podrás encontrar mucha información que creemos que te va a resultar muy útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete