Seleccionar página

El secreto para dominar cualquier canción de adoración

El secreto para dominar cualquier canción de adoración

En algún momento de nuestras vidas, todos nos hemos encontrado con esa canción. Ya sabes de qué canción estoy hablando… Es la que te pone nervioso cuando la ves en la lista de canciones del domingo que tiene que tocar el equipo de adoración. Es la que, por mucho que la practiques, no consigues hacerla bien. Quizá sea demasiado rápido, demasiado complicado o demasiado técnico.

Hay algo en ella que hace que sea esa canción que no puedes tocar…

La buena noticia es que hay una forma de superarlo y de dominar esa canción que no te deja dormir. Estos consejos y trucos son cosas que te gustaría haber aprendido hace años. Te van a ayudar a reducir el estrés y la ansiedad en tu propia vida y te van a ayudar a ser mejor músico. Espero que te ahorren tiempo y te animen a crecer en tu oficio, independientemente del instrumento que toques.

domina cualquier canción de adoración

Muy bien, entremos en materia. El primer secreto para dominar cualquier canción de adoración en tu instrumento es:

1 HACER UN PLAN

Sé que esto parece una tontería, pero hay algo realmente poderoso en escribir tus objetivos.

Cuando tomas cualquier objetivo o idea y lo pones por escrito, estás convirtiendo algo intangible en algo medible. Es mucho más fácil lograr cualquier cosa en la vida cuando somos capaces de visualizar nuestros objetivos en lugar de sólo pensar en ellos. Así que, en el contexto de dominar una canción, vamos a poner un plan en marcha.

A veces, cuando se quiere avanzar, hay que retroceder.

Si la planificación es algo que no te sale de forma natural, puedes probar a mezclarla con una técnica llamada Planificación hacia atrás. Es un método increíble que se puede utilizar para todo tipo de propósitos educativos y de entrenamiento, pero por ahora, vamos a ver cómo podemos utilizar esta herramienta para ayudarnos a dominar cualquier canción de adoración.

Paso 1: Escribe tu objetivo y la fecha en la que quieres completarlo.

En lugar de tratar de dominar una canción en un día (o la noche anterior jaja), trate de elegir una fecha futura en la que desea perfeccionar esta canción y luego empezar a pensar hacia atrás. Además, piensa en cuántos días o semanas tienes para completar tu objetivo.

Ejemplo: «Para el 12 de abril, quiero ser capaz de tocar con confianza todas las partes de guitarra acústica de Todopoderoso a tiempo para nuestro culto especial de Semana Santan en la iglesia. Tengo 3 semanas para preparar esta canción«.

Paso 2: Piensa en el hito que tienes que conseguir justo antes para poder alcanzar tu objetivo.

Ejemplo: «Para el 10 de abril, quiero ser capaz de tocar esta canción completamente de memoria (sin mirar ninguna nota o tabla de acordes) para poder tocarla con confianza en mi iglesia.«

Paso 3: Piensa un poco más y pregúntate qué necesitas lograr para poder llegar a la meta que hiciste en el Paso 2.

Ejemplo: «Para el 8 de abril, quiero ser capaz de tocar Todopoderoso hasta el final con un poco de ayuda de mis notas y la tabla de acordes«.

Paso 4: Vuelve a trabajar y piensa en lo que tienes que hacer para llegar a tu objetivo anterior.

Ejemplo: «Para el 5 de abril, quiero haber aprendido a tocar todas las partes de guitarra de esta canción lentamente. Aunque todavía no pueda tocarlas a velocidad, soy capaz de tocar todas las partes de forma realmente limpia y clara.«

Paso 5: Continúa el proceso.

Ejemplo: «Para el 1 de abril, quiero tener todos los licks individuales aprendidos para esta canción«.

Paso 6: Continuar el proceso. (Sigue adelante. ¡Ya casi lo tienes!)

Ejemplo: «Para el 29 de marzo, quiero ser capaz de tocar fácilmente las partes de hammer-on y pull-off de esta canción«.

Paso 7: Continúa el proceso. (¡Sólo un paso más!)

Ejemplo: «Para el 25 de marzo, quiero conocer todos los patrones de fingerpicking y patrones de rasgueo que usaré en esta canción«.

Paso 8: Continúa el proceso. (¡Lo has conseguido!)

Ejemplo: «Para el 22 de marzo, quiero estar familiarizado con la afinación alternativa para esta canción y cómo tocar los acordes básicos en esta afinación«.

Descubrirás que este proceso de mirar hacia atrás puede ayudarte a tener una nueva perspectiva cuando mires hacia delante para alcanzar nuevos objetivos. También evita que te sientas abrumado por tratar de asumir una tarea demasiado grande de una sola vez. Esto nos lleva a nuestro siguiente consejo para dominar cualquier canción de adoración:

2 DIVIDE LA CANCIÓN EN SECCIONES

Imaginemos a un niño que creció jugando al béisbol, jugó al fútbol y corrió en pista en el instituto, y luego pasó a jugar al fútbol universitario durante un año antes de empezar a dedicarse en serio a la música. Si no te gustan los deportes, quédate conmigo porque somos músicos y de música vamos a hablar, ¡y esta historia cerrará el círculo!

telegram alabanza

Sigamos pensando en este niño, creció practicando deportes y se consideraba un atleta, pero siempre le costó correr largas distancias. Y cuando digo que le costaba, quiero decir que era literalmente el PEOR corriendo cualquier cosa que superara la longitud de un campo de fútbol. Siempre fue uno de los chicos más rápidos de su equipo, pero siempre era uno de los últimos en terminar cuando hacían un entrenamiento de distancia.

TE PUEDE INTERESAR LEER
7 Consejos para mejorar como músico de alabanza

Después de un entrenamiento, su entrenador se acerca a él y le dice: «Daniel, ¿sabes comerte un elefante?». Luego hizo una pausa y me miró como si el niño supiera realmente de qué estaba hablando. ¿Cómo se come un elefante? ¿De qué está hablando? ¿Se puede comer un elefante y por qué alguien querría hacerlo? ¿No es ilegal? Oh sí, eso definitivamente tiene que ser ilegal…

«De bocado en bocado«, le dijo el entrenador.

El niño se dio cuenta de que no estaba hablando de elefantes, y que no se trataba de una broma de padre realmente mala. Estaba hablando de correr. ¡Claro que sí! Es un entrenador. El problema de ese niño no era que fuera un mal atleta o un mal corredor. Su problema era que no sabía cómo medir el ritmo. Intentaba correr a un ritmo irreal para el tipo de carrera que estaba corriendo.

No se empieza a entrenar para un maratón corriendo 26,2 millas todos los días, y no se puede comer un elefante de un solo bocado. Por suerte, seguramente, nunca habrás tenido que hacer ninguna de las dos cosas, pero puedo imaginar que ambas serían bastante dolorosas.

Muchas veces, nos sentamos en el sofá a ver Netflix todo el año y luego nos preguntamos por qué no fuimos capaces de terminar el maratón para el que entrenamos la noche anterior. En una cultura de gratificación instantánea, el arte de la disciplina y la perseverancia está desapareciendo poco a poco, y es realmente fácil sentirse abrumado cuando nos enfrentamos a grandes obstáculos.

La mitad de la batalla para dominar cualquier tema difícil es elegir no rendirse. La mitad de la batalla es elegir perseverar cuando te enfrentas a la adversidad. Tal vez la razón por la que no puedes conseguir ese relleno de batería o esa línea de teclas arpegiadas, o ese desafiante riff de guitarra NO es porque seas un mal músico. Tal vez sea porque no estás llevando el ritmo. O tal vez has estado corriendo a un ritmo irreal, y necesitas bajar el ritmo.

Muchas veces, nos sentamos en el sofá a ver Netflix todo el año y luego nos preguntamos por qué no fuimos capaces de terminar el maratón para el que entrenamos la noche anterior.

«Vale, muy bien, pero ¿qué tienen que ver los elefantes y sudar mucho con el dominio de esta canción que no me sale bien?«.

La mejor manera de lograr algo realmente desafiante es abordarlo en partes más pequeñas. Incluso las canciones más desalentadoras que parecen imposibles de tocar pueden no sólo aprenderse, sino dominarse, si estás dispuesto a tomarte el tiempo necesario para aprenderlas poco a poco.

TE PUEDE INTERESAR LEER
5 libros sobre adoración y alabanza que quieres leer

Si tienes problemas con una canción, intenta dividirla en secciones. Si tiene dificultades con una sección de una canción, tómese el tiempo necesario para dividir esa sección en partes aún más pequeñas que pueda manejar.

Si te cuesta tocar una sección de una canción, desglosa las partes de la guitarra compás a compás, nota a nota, para asegurarme de que eres capaz de tocarla de forma limpia y clara.

Una cosa que puedes hacer cuando estes trabajando en una canción de adoración difícil es poner la sección en loop ya que te permite hacer un bucle de cualquier sección de la canción una y otra vez para poder trabajar realmente en las partes difíciles.

3 TOCA MÁS LENTO Y CONSTANTE

Podemos aprender mucho del cuento infantil de la tortuga y la liebre. La lentitud y la constancia realmente ganan la carrera. Esto se puede aplicar a la cocina, a la música, a tus relaciones, a tu camino de fe, a tu salud y a muchas otras cosas. Me encantan este tipo de historias porque hay mucha belleza en la sencillez. A veces, las cosas más bellas de la vida son las más sencillas.

Hay algo realmente especial en las personas mayores que siguen amando a Jesús. Sabes que han pasado por momentos difíciles y han tenido que enfrentarse a muchas luchas, pero su constancia y firmeza es algo a lo que todos deberíamos aspirar. Muchos alimentos diferentes saben mucho mejor cuando se han cocinado a baja temperatura durante un largo periodo de tiempo.

Es más saludable hacer ejercicio 30 minutos al día que varias horas un día a la semana. Se retiene más información cuando se estudia un poco cada día en lugar de empollar la noche antes de un examen. Te conviertes en un mejor músico si tocas un poco cada día que si tocas 6 servicios religiosos el domingo y no tocas el resto de la semana. Lo que quiero decir es que la consistencia es la clave.

Piensa en alguien que conozcas y que consideres un «maestro» en su oficio. ¿Cuánto tiempo lleva haciéndolo? ¿Con qué frecuencia lo hace? ¿Se convirtió en un maestro de la noche a la mañana? Quienquiera que sea, probablemente se considere un maestro porque se tomó el tiempo y se esforzó por crecer.

📖 TE PUEDE INTERESAR LEER 📖
Todo sobre el Salmo 91

Como músicos, es muy importante que seamos constantes. Es fácil caer en la tentación de tocar una canción nueva a toda velocidad la primera vez que la escuchamos (sobre todo cuanto más tiempo llevas tocando). Pero, muchas veces, cuando hacemos esto, acabamos acumulando memoria muscular para tocar mal esa canción.

Algunos de los músicos más hábiles y experimentados siguen abordando las canciones con esa humildad. En lugar de precipitarse, siempre se toman el tiempo necesario para practicar la parte a un ritmo más lento que el de la grabación real, y luego aumentan lentamente el ritmo hasta que son capaces de tocarla con claridad a pleno ritmo. Este compromiso es el que todos deberíamos perseguir.

En la práctica, ¿qué significa esto?

Si tienes un relleno de batería difícil, una línea de bajo o un patrón de fingerpicking que sigues tocando mal, prueba a ralentizarlo. Si la canción está a 120bpm, intenta reducirla a 80bpm y tocarla perfectamente. Después de dominarla a 80bpm, sigue subiendo en incrementos de 5-10bpm hasta que vuelvas a los 120.

Otro truco que he aprendido es que si te esfuerzas en tocar la parte por encima de los bpm de la canción (por ejemplo, ir a 130-140bpm) cuando vuelvas a bajar a 120 bpm, te resultará mucho más fácil. Concéntrate en la técnica y la velocidad llegará.

telegram alabanza

Si te centras en la técnica y en tocar correctamente a tempos más lentos, con el tiempo serás capaz de tocar más rápido y sonará increíble. Si buscas inmediatamente la velocidad, lo conseguirás, pero sonará descuidado y tus notas y golpes no serán claros y nítidos. Recuerda que la consistencia es la clave.

4 CONSIGUE FEEDBACK DE OTROS MÚSICOS

Hasta ahora, hemos hablado mucho sobre la elaboración de un plan y la creación de objetivos, el trabajo para abordar las partes difíciles por secciones en lugar de en su totalidad, la práctica constante en lugar de la práctica compulsiva, y la concentración en nuestra técnica. Bien, ¿y ahora qué?

Ahora es el momento de poner en común todo lo que hemos aprendido y acudir a un amigo de confianza para pedirle su opinión. El feedback es una de las cosas más importantes que podemos recibir para seguir creciendo. Una de las maneras en que casi cualquier músico ha experimentado el mayor crecimiento en su vida es aprendiendo a separarme de mi arte.

Yo no soy mi arte, y mi arte no define mi valor.

Esta afirmación ha cambiado radicalmente la vida de muchos músicos. Como artistas, es tan fácil dejarse llevar por nuestras ideas y pasiones que tendemos a desdibujar las líneas de lo que somos y lo que creamos. Creer de verdad en esta afirmación te hará vivir con más libertad, sentirte más seguro de lo que eres como persona, tener el valor de compartir tus ideas creativas sin el miedo a que no sean aceptadas o que no gusten. Te puede ayudar a exponerte de manera vulnerable con amigos y desconocidos en las sesiones de composición, y te pueden ayudar a aprender no sólo a ser capaz de recibir comentarios, sino a buscarlos.

Permitir que personas en las que confías te critiquen te ayudará a encontrar los puntos débiles de tu forma de tocar, y te permitirá trabajar en ellos.

Otro aspecto de la retroalimentación del que no se habla mucho es la auto-retroalimentación o auto-evaluación. Un consejo interesante es que te grabes practicando una canción y luego la veas con el objetivo de celebrar lo que hiciste bien y encontrar áreas que podrían mejorar un poco. Esto ayuda a crear una forma de hacer que tu objetivo sea medible y a ver tu mejora con el tiempo. El objetivo no es enorgullecerse de uno mismo ni revolcarse en la vergüenza; en cambio, es la conciencia de mantener la tensión de la humildad y la confianza de la mano.

Por último, y posiblemente lo más importante:

5 PACIENCIA Y GRACIA

Es vital que caminemos en paciencia y gracia cada día. Necesitamos paciencia para nosotros mismos, y la necesitamos para los demás. Necesitamos tener gracia para nosotros mismos, y la necesitamos para los demás.

TE PUEDE INTERESAR LEER
Plan de lectura de Salmos

No podemos dominar nada en un día. La verdadera habilidad requiere tiempo para desarrollarse.

Pero podemos ser diligentes con nuestro tiempo, planificar con antelación, empezar temprano, ser consistentes y constantes, pero en todo esto, perder de vista el bosque por los árboles. Al perseguir el destino, podemos perder fácilmente de vista el por qué. Intenta encontrar la alegría en lo sencillo, en las innumerables horas de práctica y sé fiel a lo que te han dado. Enamórate del viaje y no sólo del destino. Recuerda que la consistencia es la clave, y con cada obstáculo que enfrentes en tu vida, elige tomarlo de un bocado a la vez.

¿Cómo has aprendido a dominar rápidamente cualquier canción de adoración? ¿Qué consejos de práctica tienes? ¡Háganoslo saber en los comentarios!

Sobre el Autor

Grupos de Alabanza

En este blog queremos darte toda la información, ayuda, trucos y consejos para que puedas aplicarlo a tu día a día como adorador. Además, si participas en un ministerio de alabanza o incluso lideras el ministerio de alabanza en tu iglesia local podrás encontrar mucha información que creemos que te va a resultar muy útil.

1 comentario

  1. Carla

    Me ha encantado..
    Sinceramente creo que lo más complicado es el feedback, a mi me pasa que siempre que busco feedback de otros casi siempre termino por no hacerlo por la verguenza o por el miedo a no querer continuar… a pesar de que sean amigos de verdad, no sé aún como superar eso..

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete