Seleccionar página

Cómo construir una rutina de práctica efectiva ¡incluso cuando no tienes tiempo!

Cómo construir una rutina de práctica efectiva ¡incluso cuando no tienes tiempo!

Después de haber tocado la guitarra durante los últimos 15 años, la búsqueda continua de crecimiento como músico ha sido un largo viaje. Practicar me resultaba muy fácil. Imagínate a un niño de 15 años con el pelo largo que llegaba a casa desde el colegio, ponía un pequeño amplificador de guitarra al máximo y tocaba música rock durante las siguientes 3 horas hasta que alguien llegaba a casa para decirme que me callara.

A medida que crecía, esas 3 horas diarias se convirtieron en 2 horas, 1 hora, y así sucesivamente hasta que dejé de hacerlo casi por completo. Este era el momento que más tiempo dedicaba al grupo de alabanza, irónicamente.

Practicar en casa se convirtió en practicar en la prueba de sonido para la iglesia un domingo (dime si esto empieza a sonar familiar). Mi pasión por la música no había cambiado, pero mi tiempo libre sí.

Decidí que tenía que empezar a practicar con eficacia y eficiencia si quería seguir creciendo como músico, así que construí la rutina perfecta para mí. «¿Cómo?» Puedo oírte preguntar… gracias por preguntar… aquí está cómo puedes construir la rutina perfecta para TI.

ANTES DE EMPEZAR

La mejor manera de hacer que tu tiempo de practicar sea efectivo es hacerlo de manera consistente y regular. Al igual que cuando construyes un músculo, estás enseñando a tu cuerpo y a tu mente a hacer cosas nuevas. Los expertos dicen que es mejor practicar 5 minutos al día que practicar una vez a la semana durante horas.

La clave de la práctica y el crecimiento es la constancia. Entonces, ¿cómo se puede ser más constante?

Para mí, es una mezcla de gestión del tiempo, fijación de objetivos y mantenimiento del impulso. Si planifico una rutina que me lleve entre 20 y 30 minutos, puedo decir con seguridad que esto encaja en la mayoría de mis días, incluso en los más ocupados.

TE PUEDE INTERESAR LEER
5 libros sobre adoración y alabanza que quieres leer

También es importante establecer objetivos. ¿En qué quieres mejorar? ¿Quieres más velocidad, más control? ¿Quizás aprender una nueva técnica? Trabajar hacia un objetivo te ayudará a mantenerte motivado, además de darte la posibilidad de elaborar una estrategia de crecimiento.

A través de todo esto mantén tu impulso. Seguro que faltará un día aquí o allá, pero no dejes que eso te quite el impulso. Algo que me ha ayudado mucho en esta área es hacerla agradable. No dejes que se sienta como una tarea.

LA RUTINA para mejorar como músico

DURACIÓN: 30 MINUTOS

Vamos a utilizar 30 minutos como punto de partida para construir nuestra rutina.

Sé lo que estás pensando, 30 minutos al día puede parecer desalentador, pero ¡escúchame! Si tu objetivo es mejorar tu oficio, considera cómo estás priorizando tu tiempo. Si quieres mejorar en serio, tienes que dedicarle tiempo.

CALENTAMIENTO: 5 MINUTOS

Los primeros 5 minutos los dedicaremos a hacer un ejercicio sencillo. Como ejemplo, puedes utilizar una escala mayor, una escala pentatónica u otro ejercicio que te interese. Si no conoces ninguno, ¡es el momento de aprender uno nuevo!

Empieza con tu metrónomo a un tempo más lento, quizás 60BPM. Concéntrate en tocar cada nota y patrón de forma consistente. Cada minuto, aumenta las BPM en 10 o 20. Es importante que, a medida que te sientas más cómodo, sigas forzando el tempo para desafiarte a ti mismo.

TE PUEDE INTERESAR LEER
7 Consejos para mejorar como músico de alabanza

TOCA ALGO QUE CONOZCAS: 10 MINUTOS

El objetivo aquí es divertirse, así que toca una o dos canciones que te gusten. Puede ser algo que hayas aprendido recientemente y que te parezca nuevo o una canción que vayas a tocar en la iglesia esta semana. Personalmente, he comprobado que si es algo que me gusta es más fácil mantener la constancia.

APRENDER ALGO NUEVO: 10 MINUTOS

En esta sección aprovecha el tiempo para aprender algo nuevo. Puede ser un nuevo ejercicio, una escala o aprender una nueva canción.

CALENTAMIENTO: 5 MINUTOS

En los últimos 5 minutos, haz otro ejercicio que conozcas. Intenta empezar a un ritmo más rápido esta vez, quizás alrededor de 120BPM, e intenta acelerar de nuevo cada minuto. Una vez que llegues al último minuto, baja la velocidad a 60BPM.

Tocar despacio es una gran técnica para crear consistencia en todas tus notas. De esta manera podrás escuchar realmente si estás tocando correctamente. Este paso lento también ayudará a que tus músculos entren en calor.

Cada vez que te sientes a practicar, piensa en cómo puedes esforzarte más. Tal vez eso signifique aprender una canción difícil de tocar, o algo que pertenezca a un género diferente al que estás acostumbrado a tocar. O tal vez se trate de una técnica nueva.

Si utilizas un metrónomo, te resultará más fácil seguir tus progresos. Teniendo esto en cuenta, también podrías establecer objetivos de tempo para tus escalas y ejercicios. Por ejemplo, podrías probar una escala a 200BPM y trabajar para conseguir que sea limpia y consistente con cada nota.

Quizá pienses que no tienes 30 minutos al día para practicar. Un ejemplo de práctica más breve podría ser hacer 10 minutos de ejercicio al levantarse por la mañana o al acostarse. Incluso puedes practicar mientras ves la televisión en casa.

Sobre el Autor

Grupos de Alabanza

En este blog queremos darte toda la información, ayuda, trucos y consejos para que puedas aplicarlo a tu día a día como adorador. Además, si participas en un ministerio de alabanza o incluso lideras el ministerio de alabanza en tu iglesia local podrás encontrar mucha información que creemos que te va a resultar muy útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Comentarios Recientes